Organización, Marketing y Montaje de Eventos Guatemala

Chef Sergio Díaz

Chef Sergio Díaz Patio San Román

El espejo.

Por Mario Alejandro San José Gómez
estudiante de Alta Gerencia para hoteles y restaurantes 2019
Universidad Rafael Landívar.

 

Estoy seguro que todos están completamente familiarizados con la famosa frase “yo tengo un sueño”, dicha por el famoso Martin Luther King y aunque en aquel tiempo representaba una ardua lucha por los derechos de las personas de tez oscura, la hemos adoptado en nuestros tiempos con un significado un poco más especificó o al menos yo lo he hecho, a lo que quiero llegar es a decir que yo también tengo un sueño y a pesar de que no pude asistir a la charla del Chef Sergio Díaz en el Restaurante Patio San Román y Restaurante Sublime de la zona 14 ciudad Guatemala,  pude escuchar su historia contada con mucho entusiasmo por mis compañeros.

Y en este rezume* quiero decir que yo no conozco al Chef Sergio Díaz, pero me identifico con él en todo sentido, desde ya adopto su filosofía y lo admiro sin siquiera haberlo visto. Yo también creo que la clave para realmente poder apoyar a los colaboradores es a través de la comprensión, la responsabilidad y someterlo a un ambiente un poco más exigente, y digo someterlo porque en realidad son muy pocas las personas que hoy en día están dispuestas a salir de su zona de confort para poder madurar sus habilidades.

A pesar de que Sergio Diaz lo único que quería era salir del lugar en donde estaba, desde el inició él ya había visualizado todo y muy probablemente ni siquiera él lo sabía o comprendía el alcance de lo que estaba desarrollando. En varias versiones por parte de mis compañeros escuche que él había ido a Chile y que obtuve la oportunidad de trabajar en uno de los mejores restaurantes del mundo y mientras él estaba laborando en ese restaurante decidió estudiar y de ese modo se podría decir que iba obteniendo doble mérito y formándose de una forma bastante sólida. Después obtuve la oportunidad en Estados Unidos y posterior a eso regresó a su país natal para dar asesoría a restaurantes que necesitaran de su talento para levantarse y seguir subsistiendo.

Pero ¿En qué momento Sergio Díaz deja de ser una eminencia para convertirse realmente en un líder? ¿Cuál es el momento en el que Sergio Díaz en realidad se vuelve un aporte para nuestra industria? Según el criterio de cada persona este momento podría estar en diferentes puntos de la vida de Sergio, pero para mí es justo en el momento en que el decide dar inició a la apertura de su propio negocio porque debo hablar claro ¿realmente Sergio es el mayor beneficiado de esto? Indudablemente el sentimiento de satisfacción por parte de Sergio hoy en día debe ser enorme, pero desde mi punto de vista los beneficiados somos nosotros o bueno sus colaboradores ya que no solamente funda dos conceptos de restaurantes, en realidad mezclado con su filosofía y su liderazgo, creo una escuela donde los beneficiados son aquellas personas que tienen la capacidad de observar con ojo crítico y saber que hay mucho que aprender de este personaje. Hoy por hoy tres profesionales egresadas de la carrera de administración de hoteles y restaurantes son su mano derecha en temas de liderazgo, comunicación, motivación seguimiento y supervisión, son ellas nuestra compañera de clase Mariand Morales Castillo, Licda. Ligia Gabriela Rodríguez, Licda. Maria Inés Gálvez-Sobral Lizarralde y Licda. Isabel Martinez (actualmente en el grupo Fine Dining restaurantes Ambia, Biba y Giuseppe Verdi y Verdi)

Yo siempre he creído que si nadie me ayuda pues me ayudo y que no voy a ser yo el que nunca pudo, pues si Sergio logró realizar ese tipo de hazañas espero tener el temple para al menos estar a la altura de este y algún día ser llamado por mi catedrático José Miguel Gaitán para contar poder transmitir mis conocimientos a las futuras generaciones y en algún momento tener la oportunidad de poder aprender de Sergio.

Para terminar, me gustaría decir que Sergio no es solo un ejemplo para mí, también es fuente de inspiración y esperanza de saber que si trabajamos duró algún día de verdad podremos ver resultados y que no necesariamente necesitamos tener “cuello” o algo por el estilo para llegar alto.

/rezume: *a) dejar salir por los poros de un elemento sólido las gotas de un líquido. b) por extensión, dejar traslucir una emoción, sentimiento o pensamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s