Organización, Marketing y Montaje de Eventos Guatemala

See on Scoop.itCorpoEventos


Guatemala es de los observatorios más interesantes de América con por lo menos 700 especies.

Las aves llevan una vida apasionante y miles de personas viajan alrededor del mundo en busca de anécdotas acerca de sus formas de cortejo, el cuidado de los polluelos, las luchas territoriales y su instinto de sobrevivencia. Tú no tienes que ir lejos para disfrutar de esta experiencia.

A lo largo del año puedes unirte a grupos de observadores que, con paciencia y ciertas técnicas, intentan descubrir más acerca de la forma de vida de las aves y se dejan asombrar por sus formas, colores y cantos.

En Guatemala se han identificado hasta ahora casi 50 puntos para este tipo de actividad. El año pasado surgió la primera guía local para orientar mejor a los turistas nacionales y extranjeros sobre las cinco rutas y ecosistemas que se han convertido en hogar para una diversidad de aves, así como en lugar de paso para algunas especies migratorias. Además, se incluyen los servicios disponibles y otras actividades que se pueden realizar durante el paseo.

Decide tu trayecto y empieza a prepararte para convertirte en una verdadera observadora de aves. Hay grupos para principiantes que se reúnen en parques ecológicos y fincas en la capital o cerca de ella. También se organizan excursiones a otros sitios, siendo Petén uno de los más ricos en este tipo de fauna, aunque son dignos representantes las Verapaces, el oriente y el Caribe, así como el altiplano y la zona del pacífico.

Se debe ir en grupos no mayores de seis personas. Ésta es una de las primeras recomendaciones para evitar que los pequeños emplumados se sientan amenazados con demasiada gente a su alrededor. En tu mochila no deben faltar los binoculares y alguno de los listados generales proporcionados por organizaciones turísticas para marcar cada especie que vas descubriendo.

De madrugada o por la noche Una de las características de las aves es que despiertan de madrugada, antes de que los rayos del sol empiecen a alumbrar. Así es que debes estar lista a las cinco y media de la mañana, para encontrarte con tu grupo en el sitio indicado.

Tendrás entre dos o tres horas para la experiencia matutina ya que después, cuando la temperatura se eleva, las aves se esconden y es más difícil distinguirlas. Otra hora recomendada es al final de la tarde y algunos esperan la noche para observar especies nocturnas como tecolotes, búhos, tapacaminos y lechuzas, entre otras.

Claudia Lira, quien lleva varios meses en la contemplación de pájaros, asegura que adicionalmente a las técnicas y la paciencia, se necesita un poco de suerte para ver de cerca este mundo tan diverso. Mientras más tiempo pasas en esta tarea, más se agudizan tus sentidos, aprendes a escuchar e identificar cantos, descubres nidos y empiezas a reconocer siluetas que te dicen cuál tipo de ave tienes frente a ti.

Algunos más experimentados utilizan grabaciones de trinares de pájaros para atraerlos, aunque no se aconseja abusar de esta herramienta. El comportamiento de un buen observador, implica mantenerse a una distancia prudente para pasar inadvertido. Es preciso esconderse o mezclarse con el ambiente y ser discretos al grabar sus cantos, tomarles videos y/o fotografías.

“Observar aves puede convertirse en una sana adicción”, dice José Yee, fotógrafo profesional, quien ha captado cientos de aves a través de su lente y a quien, a veces, le ha tomado varios días retratar especies difíciles como el toboloj y el quetzal.

Podrías comenzar practicando un poco en casa. Sólo detente un momento e identifica los pájaros que llegan a tu jardín, cuáles viven cerca o están en los trayectos que frecuentas. Luego anímate a entrar de lleno al aviturismo y prepárate para las caminatas, a veces largas, cuya recompensa es descubrir una criatura más de la madre naturaleza.

Recomendaciones y consejos Ten en cuenta que, para los pájaros, los humanos son los invasores de su espacio, por lo tanto es mejor seguir algunas recomendaciones:

Respeta la vida de las aves y nunca intentes llevarlas a casa ni lastimarlas.

Adquiere binoculares.Los más recomendados son los 7/35, o bien los 8/40. El primer número indica cuántas veces se aumenta la imagen, y el segundo se refiere al diámetro del binocular. Mientras más grande es este último, permitirá mayor entrada de luz y una mejor visibilidad. No lleves ropa de colores brillantes, eso podría alejar a los pájaros. Evita dejar basura en los paseos.

Mantén el mayor silencio posible.

Si sales a caminatas nocturnas, hazlo siempre en sitios privados y con seguridad, y no molestes a los animales que descansan. Informarte Existen algunos materiales que te pueden servir de guía. Algunas sugerencias son: • Observación de aves en Guatemala, de Claudia Múnera y Robin Schiele. Incluye un mapa con una propuesta de recorridos por cinco zonas del país.

Explica cómo llegar a 50 destinos planificados. • Listado de aves de Guatemala por biomas, de Claire Dallies de Masaya. Enumera las aves según las regiones donde se encuentran. • Manual interactivo para identificar las aves de Guatemala, del Programa Nacional de Aviturismo. Detalla las distintas especies y proporciona consejos para tener éxito en esta actividad.

See on corpoeventosguate.blogspot.fr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s